Se encuentra usted aquí

Mylar ®

Mylar®: Unidades Provisionales y Unidades de Consulta


Por: Adriana Cristina Escobar Toro

Versatilidad y uso de la película de poliéster Mylar® dentro del programa de almacenamiento. Propiedades y cualidades del material, que lo hacen idóneo para soportar un alto y constante uso. Forma y construcción de las unidades de consulta elaboradas en este material, realizando la descripción de los parámetros que se contemplan, desde el diseño y la funcionalidad de la unidad. Uso y manipulación de las diferentes unidades elaboradas, y su relación con la diversidad de soportes y técnicas gráficas que se albergan para la consulta de la documentación en los distintos procesos técnicos llevados a cabo en la Dirección Archivo de Bogotá.

Uno de los frentes del programa de Almacenamiento de la Dirección Archivo de Bogotá es la elaboración de las unidades definitivas, provisionales y de consulta para los distintos tipos de documentos que alberga la entidad. Estas son realizadas con materiales de alta calidad, que cuentan con las especificaciones técnicas requeridas para la conservación de la documentación de carácter histórico.

Los fondos documentales comprenden diversos tipos de documentos, entre ellos, textuales, gráficos, cartográficos, visuales, sonoros y publicaciones, con los cuales se han venido desarrollando distintos tipos de unidades contenedoras, según su necesidad. Sin embargo, la mayor demanda de unidades de almacenamiento se presenta con el material cartográfico.

El Archivo guarda cerca de 60 mil planos, que a diario son puestos al servicio del ciudadano.

Dentro de la caracterización del material cartográfico tenemos, como generalidad, planos en soportes industriales, como el Bond y el Vegetal; con técnicas gráficas, como la heliografía, impresiones digitales, tintas o grafitos; entre los años 1900 a 2004; con formatos que van desde 30cm x 50cm hasta 2.50m x 4m. Por ello, fue necesario elaborar unidades que permitieran la consulta, manipulación y transporte de planos en las diferentes áreas de la Dirección, teniendo en cuenta el estado de conservación de la documentación y sus técnicas gráficas y soportes.

Entre las unidades provisionales y de consulta se encuentran aquellas elaboradas en la película conocida comercialmente como Mylar® y que en EU se llama Melinex® y Aranita®. DuPont lo fabrica bajo el nombre de Dacrón® .

La película Mylar® es un polímero denominado tetraftalato de polietileno (PET), más conocido como poliéster, descubierto en 1933 en los laboratorios de ICI (Imperial Chemical Industries) en Inglaterra y que llega a Norteamérica en 1951. El PET es un tipo de materia prima plástica derivada del petróleo. Su fórmula corresponde a la de un poliéster aromático .

Las fibras sintéticas de poliéster se usan en la industria textil, para la elaboración de ropa de cama y vestuario. También se fabrica como un plástico transparente u opaco, que se emplea para envases. El 60% de las fibras sintéticas y el 30% de las botellas que se fabrican en el mundo son de poliéster .

El poliéster Mylar® es un film flexible, fuerte y duradero, con un abanico de propiedades que lo hacen recomendable en múltiples aplicaciones industriales.

Cuenta con propiedades únicas de claridad, brillo, transparencia, barrera a gases, aromas, grasas y aceites, soluciones diluidas de ácidos minerales, álcalis, sales, jabones, hidrocarburos alifáticos y alcoholes. Además, las unidades son termo formable, termo sellables y de fácil impresión, con tintas comerciales. A su vez, presenta propiedades mecánicas de alta resistencia al doblado, plegado, rasgado y deformación.

Presenta poca resistencia a solventes halogenados, aromáticos y cetonas de bajo peso molecular .

Dadas las propiedades mencionadas anteriormente, la película Mylar® es empleada en conservación, especialmente para el almacenamiento de material como los bienes gráficos y documentales. Al ser transparente, permite ver la imagen del documento resguardado, evitando así la manipulación directa del usuario. Además, por ser inerte, permite la estabilización de tintas y de distintos soportes almacenados, manteniendo sus propiedades químicas y mecánicas, evitando deterioros como cambios cromáticos, roturas, dobleces, pliegues; y soportando una constante manipulación. Entre otras propiedades, protege de los contaminantes atmosféricos, que si bien, por las condiciones en las que se encuentra  almacenada la documentación, no está en contacto directo con este factor de deterioro, minimiza el posible riesgo de deterioros causado por emisión de gases externos.

Al tener presentes estas propiedades, hacen de este material  una herramienta de primera mano para la elaboración de unidades de consulta y unidades provisionales de almacenamiento, empleadas en la Dirección Archivo de Bogotá. Estas unidades son elaboradas bajo criterios de funcionalidad y optimización del material, que han permitido el desarrollo de distintos tipos de elementos utilizables, según sea la necesidad a cubrir.

De esta manera, se cuenta con dos modelos de unidades: una carpeta, como unidad de consulta, y un sobre, como la unidad provisional de almacenamiento. Estas unidades son desarrolladas para facilitar la consulta y la disposición física de material cartográfico en superficies de trabajo y planotecas horizontales de la entidad.

La carpeta para unidad de consulta cuenta con una base rígida, generalmente cartulina Máster® de 300gr o cartón desacidificado de 300gr y una tapa flexible en Mylar® de 50µ. Sus dimensiones son de 140cm x 100cm, para la construida con cartulina Máster® y de 120cm x 90cm, para la construida en cartón desacidificado. Estas dimensiones están sustentadas en los formatos manejados por el Área de Conservación, Restauración y Reprografía de la Dirección Archivo de Bogotá, que contemplan material cartográfico en formato pequeño (60cm x 90cm) y mediano (90cm x 120cm).

El armado de la carpeta se hace a través de una unión, por medio del termo sellado del Mylar® con el cartón, en el ancho superior y largo izquierdo de la unidad así:

El termo sellado se logra gracias a que el Mylar® se funde a una temperatura  entre 25°C y 30°C , en un tiempo no mayor a 10 segundos, haciendo una unión fuerte y duradera, con la manipulación y uso adecuado de la unidad, quedando libre de adhesivos que puedan entrar en contacto con la documentación. Esto permite dar a la documentación en consulta una unidad que evita desplazamientos internos del documento y la manipulación directa del usuario.

El sobre que se emplea como unidad provisional, es un elemento que se estructura a partir de dos pliegues en el largo superior e inferior de la unidad; el superior permite formar la  tapa y el inferior permite formar la pestaña que sella la unidad en su totalidad así:

Esta unidad cuenta con dimensiones de 120cm x 90cm y es empleada para disponer físicamente de 20 a 30 planos por sobre, en bandejas o superficies de trabajo, llevando a cabo el almacenamiento provisional de la documentación, siendo esta una solución que facilita la búsqueda del documento que se encuentra en procesos técnicos. A su vez, brinda protección al material albergado que debe ser transportado y manipulado en las diferentes áreas al interior de la entidad y disminuye el riesgo de deterioros de carácter físico, como pliegues, rasgaduras o roturas, además de mantener la documentación agrupada para evitar la pérdida de información durante los procesos desarrollados.

También es empleada para pasar el material planimétrico por el scanner en los procesos de reprografia, cuando el documento a digitalizar presenta deterioros de tipo físico, como rasgaduras, por ejemplo, permitiendo su reproducción en medios magnéticos sin tener que exponerlo directamente.

Esta unidad es una solución económica para la Dirección Archivo de Bogotá, si se compara con el empleo de unidades elaboradas con materiales desacidificados que, aunque garantizan la estabilidad de los materiales que constituyen la documentación, su constante manipulación y desplazamiento producirían el desgaste y detrimento del recurso que debe ser empleado para unidades de almacenamiento definitivo.

Otra de las funciones desarrolladas con la película Mylar® es su uso como  aislante al interior de una unidad contenedora. Esto se realiza por medio de una lámina de 120cm x 90cm, separando un soporte y su material, sustentado con características disímiles de otro, para prevenir la posible migración de tintas de los documentos o la interacción química entre soportes no compatibles que podrían causar el deterioro de uno o dos soportes en contacto.

El uso de la película Mylar® en el desarrollo de estas unidades durante tres años en la Dirección Archivo de Bogotá, ha resultado satisfactorio. Estas unidades son unas de las más elaboradas en el programa, gracias a su funcionalidad en las distintas áreas empleadas y a su fácil construcción, que las hace versátiles. Además, su producción se puede hacer con maquinaria de fácil consecución y sin gran desgaste en mano de obra.

Bibliografía:

www.teinser.com/aislantes-electricos/gama-de-productos/materialesflexibl... - 25k
www.textoscientificos.com/polimeros/pet - 20k
www.jq.com.ar/Imagenes/Productos/PET/dtecnicos/propiedades.htm - 46k –
www.aprepet.org.mx/esp/sec_2/sec2a.htm - 18k
www.enka.com.co/enka/index.php/es/content/view/full/188 - 12k –
www.pinturascoral.com.bo/bo00/about/ici_paints.html - 3k
www.cultura.gov.ar/archivos/programas_docs/Bibliografia_recomendada.pdf

Adriana Cristina Escobar Toro

Conservadora y restauradora de Bienes Muebles, egresada de la Universidad Externado de Colombia y con experiencia en procesos de almacenamiento; en elaboración de unidades de conservación definitivas para distintos tipos de soporte y materiales; diagnostico del material documental en entidades distritales y transferencias documentales; y en acopio de documentación histórica y publicaciones oficiales.

Todos los derechos reservados para el Archivo de Bogotá | 2009 - 2017